lunes, 26 de septiembre de 2011

ALCALÁ DE MONCAYO-MONASTERIO DE VERUELA

video

La ruta que hemos escogido hoy no viene reflejada en ninguna guía (o eso creemos al menos). Nació de la idea que se nos metió en la cabeza por conocer un camino que comunicase Alcalá con el Monasterio de Veruela, y nos pusimos en marcha.

Hemos de reconocer que en un primer momento pensábamos que podría ser un camino un tanto aburrido por la apariencia de sequedad que parecía envolverlo, pero poco faltó para que cambiásemos nuestra manera de pensar, ya que en todo momento estuvimos acompañados por multitud de ejemplares de fauna y flora que nos hicieron disfrutar unas horas fantásticas.

Durante primer tramo del camino, que discurre paralelo al cauce seco del río,estuvimos acompañados por el canto de gran cantidad de aves (este es uno de los lugares en donde más ejemplares he fotografiado) y por árboles frutales silvestres (almendros, nogales,...)

Pasaremos entre campos de cultivo ganados al terreno y observaremos una flora muy característica.

Llegados al segundo tramo, en los roquedales, el canto de las aves está aún muy presente, si bien ahora el paisaje a nuestro alrededor es más envolvente y según ascendemos las vistas se hacen maravillosas.

Empezaremos, durante el descenso, a observar pinos, abetos, cipreses, acompañados de algunos frutales silvestres que nos ofrecerán unas muy buenas nueces y almendras.

El camino arranca desde el puente de entrada a Alcalá. Tomaremos el camino que discurre paralelo al cauce del río seco por su derecha. Debemos cruzar al otro lado del cauce, pero lo haremos en la tercera oportunidad que tengamos, dejando dos pasos anteriores que llevan el primero, a campos de cultivo y a una granja ,el segundo.

Al cruzar el cauce y tras dejar a nuestra derecha un magnífico nogal, seguiremos el camino hasta llegar a una pequeña zona de cepas. Al cabo de unos 100 metros más adelante, cruzaremos un campo (con cuidado y respeto y por la vera no cultivada- aunque éste no lo estaba-), y comenzaremos el ascenso, a la brava y monte a través, hasta llegar al inicio del camino que nos llevará a la loma más alta del camino.

Desde esta altura podremos contemplar un precioso paisaje a nuestro alrededor (Alcalá con las Peñas de Herrera a su espalda, el Moncayo, Veruela, Vera de Moncayo, Trasmoz y su castillo, etc...)

Iniciaremos el descenso entre roquedales, y al llegar a una bifurcación del camino, tomaremos el ramal de la izquierda, que nos llevará directos al Monasterio.

La distancia total (ida y vuelta) es de unos 9 km aprox. Es un paseo muy sencillo cuya principal dificultad tal vez sea el ascenso que se realiza durante el trayecto de regreso; pero nada dificultoso.

Creo que vale la pena volver a hacer este trayecto que tanto nos ha gustado.

1 comentario :

  1. Fantástica la foto de Alcalá con las peñas al fondo. Perdona que no te haya enviado lo que te dije, he estado muy liada, a ver si te lo puedo mandar hoy.

    Saludos!!

    ResponderEliminar