lunes, 3 de octubre de 2011

EL ENCINAR DE VALDEABEJA

video


Ver Alcalá-alcalá en un mapa más grande (Este mapa muestra el recorrido a la inversa)

Este es un recorrido muy sencillo ,sin ninguna dificultad y que tiene el encanto añadido de que es muy fácil poder observar diferentes especies de aves (nosotros disfrutamos con la compañía de papamoscas grises, trigueros, jilgueros, currrucas capirotadas, pinzones ,lavanderas blancas, verderones, mosquiteros musicales, etc…como veréis una amplia representación ) y, si hay suerte, como la que tuvimos, algún que otro corzo que encontramos “desayunando”.

En principio puede dar la impresión de que el camino va a resultar algo aburrido y seco, pero pronto nos daremos cuenta de que resulta todo lo contrario Durante buena parte del camino a nuestra izquierda iremos contemplando campos de cultivo, con su flora y fauna también característica, y a nuestra derecha los bosques de encinares.

Estaremos acompañados también por el agua acanalada que da vida a muchos de los rincones por los que pasaremos, y esto hará que veamos gran profusión de juncos de churrero (Scirpus holoschoenus). El espino albar, o Majuelo (Crataegus monogyna) es también muy abundante y lo destacamos porque es lugar preferido para posarse numerosas clases de aves que hemos podido fotografiar.

Para comenzar el camino saldremos de Alcalá de Moncayo en dirección a la Urbanización Cumbres del Moncayo. Al llegar a una bifurcación que nos señala el camino a la misma, continuaremos recto, dejando a nuestra derecha la entrada a la Urbanización.

La pista de tierra nos conducirá, acompañados de las encinas , hasta el fondo de un barranco (en donde pudimos disfrutar de la visión de un corzo) para, en una suave subida por un camino en pendiente , llegar, atravesando un fresco encinar, hacia una zona de campos de cultivo.

Llegaremos a la balsa de Valdeabeja Baja y a unos pocos metros más adelante daremos con la balsa de Valdeabeja Alta, en donde contemplamos y disfrutamos con lavanderas blancas y mosquiteros musicales (entre otras especies).

Continuando el camino con el encinar a nuestra derecha y numerosos campos de cultivo abandonados a nuestra izquierda, llegaremos a un cruce que nos indica el camino a Talamantes, que dejaremos para continuar recto nuestro camino, hasta llegar a otra pequeña balsa, punto de refresco de gran cantidad de aves.

Aquí, en la balsa, veremos un camino que se adentra en el bosque de encinas y que lo tomaremos para llegar un poco más adelante a un barranco.

Desde la última balsa el camino no tiene pérdida posible, ya que está señalizado y es el que lleva desde Añón a Talamantes, sólo que ahora lo recorremos en sentido contrario.

Finalmente llegaremos a una pista que conduce a la Urbanización Cumbres del Moncayo, y sólo nos resta cruzarla para llegar al punto de partida.

La distancia total recorrida es de unos 10 km, y el desnivel de este trayecto alcanza los 230 m.

Un simpático y entretenido paseo que nos puede enseñar mucho si tenemos ganas de aprender y prestamos mucha atención.











.

No hay comentarios :

Publicar un comentario