domingo, 18 de marzo de 2012

SAN MARTÍN DE MONCAYO- CABEZO DE LA MATA

video

Este entretenido recorrido tiene una duración aproximada de dos horas y media. A pesar de ser una subida continua, ésta no se hace demasiado pesada gracias al paisaje que conoceremos y a la gran cantidad de aves que nos acompañarán, además de, si tenemos suerte, poder observar algún que otro corzo (una vez más, más rápidos que nuestra cámara).

Partiendo de San Martín con dirección al Moncayo continuaremos el camino principal, casi todo en pendiente menos una parte del mismo, sin desviarnos en ninguno de los ramales que nos invitan a conocer otros caminos.

Entre pinares, sobretodo, y acompañados por el rumor del agua, llegaremos al cabo de una hora aproximada al cruce de la carretera principal del Moncayo, en donde se encuentra, al pasar dicha carretera, el campamento juvenil "Dehesa del Moncayo".

Cruzaremos y continuaremos el camino hacia arriba en dirección al campamento, en donde realizaremos un breve descanso para conocer las anticuadas instalaciones y disfrutar con el canto y la observación de varias especies de aves que aquí tienen su hábitat (el herrerillo común, el petirrojo, Carboneros garrapinos, etc...).

Continuaremos la ascensión y llegaremos a un pequeño aparcamiento , en una curva, que da a la carretera asfaltada del Moncayo. Aquí , sin cruzar la carretera, cogeremos la pista que asciende paralela al camino por donde hemos venido y, entre pinares continuaremos ascendiendo.

Pasados unos metros dejaremos de ver la mezcolanza de robles melojos (rebollos) y pinos que nos han acompañado hasta ahora para adentrarnos en un gran rebollar. Podremos disfrutar de unas agradables vistas, destacando sobretodo la visión de Lituénigo y sus embalses.

Al final de este camino entre el rebollar llegaremos a una especie de descampado que nos obliga a ascender casi a la brava en linea recta (y es que entonces el camino ya está un poco escondido), y buscando un poco descubriremos entre la maleza un camino que nos lleva hacia la izquierda hacia el final de nuestro recorrido, el Cabezo de la Mata, el cual ya ha sido visible desde que entramos en el rebollar.

No hay comentarios :

Publicar un comentario